jueves, 25 de mayo de 2017

ENRIQUE LÓPEZ ALARCÓN ( DRAMATURGO E INMENSO POETA BOHEMIO DE CÁRTAMA )


                  Resultado de imagen de Enrique López Alarcón
                   Mientras algunos macanditos,  con la mentira groseramente rentabilizada                                echan pañetas  de ricias  sobre  la historia de nuestro  pueblo y baldonan  y nadean la                             memoria de antepasados que le dieron lustre y fama, yo, con la verdad  monda y lironda,  los seguiré ensalzando amorosamente.
                                                   ***                                                                                                                                                  
   1881-1948
España desde Cártama
"Mas no podemos ofrecerte flores,
que en abril, esplendente primavera,
se fueron a formar los tres colores
que esmaltan el cendal de la bandera;
pero... aún le queda al vate la jornada
del poema de España libertada."
                               Enrique López  Alarcón. (A  J. González Marín)
                                                                                              ***
            El poeta, dramaturgo, empresario teatral (Director del Teatro Español de Madrid) y periodista, Enrique López  Alarcón, cartameño  virtualmente nacido en  Málaga (nieto de José Alarcón Luján), avalora  con su obra y actividad artística su  pueblo de nacencia, Cártama, siendo por ello, y en  justicia de patria  chica, susceptible  de ser recuperada su memoria y biografía (ya iniciada), en beneficio de nuestro patrimonio histórico- cultural. Cártama tiene la inmensa fortuna de contar  entre tantos otros personajes egregios de incidencia nacional,  con este hijo  de hondo  calado en la literatura y el periodismo español e internacional de su época.
            Al  terminar  la aciaga guerra civil de 1.936-39, se exilió en Panamá, Santo Domingo y Cuba, país  en donde murió con nostalgias de terruño.         .
            Fue un representante del teatro poético iniciado en España a principios del siglo XX por Francisco Villaespesa y Eduardo Marquina, continuado, entre otros, por  Goy de Silva, Luis Fernández Ardavín, Joaquín Dicenta, Joaquín Montaner, Ramón de Godoy Sala, Antonio y Manuel Machado, Fernando López Martín, Pedro Muñoz Seca y Miguel Echegaray. En su exilio, como otros intelectuales en  la misma tesitura,  tuvo que dedicarse  al periodismo.
            Cuando Villaespesa volvió de América a España,  enfermo y abatido, López Alarcón le organizó un homenaje en el Teatro Español de Madrid (que dirigía) el día 25 de enero de 1932, al que asistió el presidente de la República, Aniceto Alcalá Zamora; intervinieron  Manuel Machado, Eduardo Marquina, Fernández Ardavín, y  el rapsoda cartameño, José González Marín, su paisano y amigo desde la niñez,  recitó  poemas en honor del común amigo y gran poeta almeriense homenajeado.
            Enrique López Alarcón nació  el 22 de junio de 1881;  falleció, en La Habana, en 1948. Cursó sus estudios primarios en Málaga con los jesuitas, desde donde pasó a la Universidad de Granada para estudiar Filosofía y Letras. Con veintidós años se marcha a Madrid, en donde ejerció de redactor de numerosas publicaciones: La Época, La Tribuna, El Nuevo Evangelio, El Mundo, El Intransigente y La Mañana. Fue fundador de La Gacetilla y del periódico literario Gil Blas y, como quedó dicho, director del Teatro Español de Madrid.
             Durante la guerra civil, en coherencia con su espíritu libérrimo   y bohemio,  frecuentó los círculos anarquistas, colaborando en sus periódicos. En su exilio, tras breves estancias en Panamá y Santo Domingo, recaló en la Habana en 1940, donde murió dejando una hija mestiza. En los años dominicanos, publicó una colección de sonetos dedicados al dictador de este país, titulada Sonetos a Trujillo.. Ya en La Habana, publicó Soy español (para su amigo y paisano González Marín),  Madrigales y sonetos (1940) y, el poemario Martí (1942); también fue director de algunas puestas en escena del grupo Teatralia.
            En 1,937, en Santo Domingo tuvo ocasión López Alarcón de verse a diario con su paisano, Pepe González Marín quien, con la Virgen de los Remedios, patrona del pueblo de ambos en España,  había tocado en aquella república caribeña en su célebre  periplo poético mariano.  El gobierno del General Trujillo no le dio permitió entonces por obvias sospechas políticas  (después tras la publicación de Sonetos a Trujillo, sí), para acudir a la Habana  el 23 de abril de 1.937 a participar, como otros muchos artistas e intelectuales, en  la singular celebración del día de la Patrona de Cártama, peregrina por aquellas repúblicas iberoamericanas,  que   hubo de celebrarse en Cuba.
             Entre los títulos de mayor relieve de su numerosa obra dramática se cuentan: Golondrinas(1905), Con mujer y sin mujer (1905), La sal de Madrid (1926), Voy a ser cocota (1926), una comedia casi picaresca, de la que el crítico de ABC escribió: "… y si a ello se añade un diálogo pulcro y elegante como corresponde a los prestigios de López Alarcón, fácilmente se comprenderá el agrado con que fue escuchada la obra", Vivir (1929), La Dictadura (1930), Romance caballeresco: Comedia melodramática a la española, escrita en verso en tres actos y un epílogo (1933) y, Los majos del Perchel (1935), comedia lírica estrenada en el Teatro Calderón de Madrid. En colaboración con otros dramaturgos escribió un buen número de obras: con José Ignacio Alberti, Sebastián el bufanda, o, El robo de la calle Fortuny (película policíaca en cuatro actos y en prosa  estrenada en el teatro Romea de Madrid, en 1916), y, El collar de esmeraldas (1918); con Cristóbal de Castro Gutiérrez, Gerineldo. Poema en cuatro jornadas (1909), Los insaciables (1909), comedia picaresca en prosa, en cuatro actos, Las manos largas (1926) y La mano de la reacción,  zarzuela; con Ramón de Godoy y Sala, La Tizona (1917), drama romántico, y La madre Quimera, farsa romántica en cuatro jornadas (1918); con Alfredo Escosura, La Maragata (1931), zarzuela, y con Fernando Alarcón (otro escritor oriundo de Cártama), Paleta,  humorada lírica en tres actos y veinte cuadros que se estrenó en el Teatro Eslava de Madrid el 9 de junio de 1933. Entre las traducciones y versiones escénicas señalamos: en colaboración con otros autores, Fígaro, barbero de Sevilla y El casamiento de Fígaro  de Pierre Agustín Caron de Beaumarchais; Fortunata y Jacinta, versión escénica de la novela de Galdós, Fuenteovejuna, versión de Lope de Vega, y, Piénsalo bien,  traducción de Pirandello. Como poeta su obra fundamental es Constelaciones (1906). Entre sus novelas citamos: La cruz del cariño (1909) y Melilla 1909, crónica de un testigo, diario de la guerra escrito durante las operaciones en el Rif (1911), en que recoge su experiencia como corresponsal de guerra de El Mundo, en la Campaña de África de 1909.

            Este poeta cartameño (aunque nacido, repito,  circunstancialmente en Málaga) muerto en el, seguramente voluntario, exilio (se había casado en la Habana) nos dejó estos versos a la Cuba de Baptista: "Si Cuba libre nos da su leyenda, / clava el pendón y levanta tu tienda. / ¿Dónde encontrar, como hallamos aquí, / yunque y martillo, tambor y trofeo? / ¿Dónde el machete de Antonio Maceo? / ¿Dónde la estrofa y la fe de Martí?" (Resumen de la semblanza, en ciernes, titulada, “Vida y nuerte en el exilio de un poeta cartameño” (CONTINUARÁ)

sábado, 20 de mayo de 2017

PRIMER ACTOR ÚNICO HONRA DE SU PUEBLO Y DE ESPAÑA

La  crítica  teatral de 1.934 que antecede aparecida en "La voz" de Guipuzcua con firma de Maximiano G. Venero (al que tuve el honor de conocer personalmente en Cártama en una  de sus visitas a ésta),  resume, aunque no exhaustivamente, miles y miles de reseñas del mismo tenor firmadas por  infinidad de cualificados autores, la excepcional categoría artística y humana el aedo guadalhorzano  y español, nacido en Cártama, José González Marín, que dio, y da en su memoria, honra y prez por el mundo entero de habla hispana a sus patrias chicas y grande.

Fue, según apelativo de los propios poetas de su época a los que dio a conocer por medio mundo, "poeta de poetas" y primer actor único de la escena patria a todo lo largo de la primera mitad del siglo XX. Nació en Cártama, en ella vivió siempre entre sus paisanos  y, en Cártama,  quiso estar enterrado. 
Ya al volver de América con la Virgen salva en la epopeya lírico mariana más espectacular y bella que conoce la historia, fue atacado con feroces acusaciones de "rojo"  por algunos falangistas (después socialistas por aquello del sol que más calienta en cada momento, entonces  con  en la "camisa nueva",  cuyos vástagos, hoy también ya de izquierda, lo baldonan después de  muerto tildándole de falangista), todo   por el delito de haber avalado, jugándoselo todo impulsado por cristianismo,  a 36 presos de izquierda que vio al pasar cerca del Cuartel de la Aurora que le dijeron serían internados en  un Campo de Concentración, porque en guerra ningún bando dejaba tras sus avances bélicos  quintas columnas. Deseo fervientemente no se me ponga en el disparadero de hablar.

Lo indiscutiblemente cierto es que quien esto escribe, por haber sido favorecido con su noble amistad durante 18 años hasta  la muerte del amigo del alma, y porque mi pueblo necesitaba de la memoria de tan universal personaje del que fue cuna, dedique grandes espacios de mi vida a recuperarla del ominoso olvido a que estaba sometida. No estuve solo en el empeño, sino que se sumaron al empeño amigos de Cártama y otros pueblos de la comarca y Málaga. El resultado es que la memoria del Emo. Sr. José González Marín está hoy total e indeleblemente recuperada. Y, lo que es más: hay personas amantes de la cultura y de la historia de de Cártama y de nuestra comarca de cuyos pueblos  y de Málaga fue hijo adoptivo que han recogido el testigo de los que por ley de vida no tenemos ya fuerzas para seguir en tan grato trabajo histórico cultural.  Y, detrás, me consta que está la inmensa mayoría de las gentes de Cártama y resto de pueblos con conciencia histórica y sentido de la justicia historiológica. CONTINUARÁ.




domingo, 14 de mayo de 2017

lunes, 1 de mayo de 2017

CUANDO MENDA AÚN MONTABA A CABALLO


EMIGRANTES DE LA GUERRA EN SIRIA ¿LA CULPA DE DIOS...?

La culpa no es de Dios, somos los hombres quienes contraviniendo sus mandamientos (no matar, no robar, no mentir, dar de comer al hambriento, amar al prójimo...)  por afán de dinero ilegítimo  y nos enzarzamos en crueles y letales guerras que ni los animales. Es el hombre  la nota discordante de la creación.

LA ABUBILLA DE LOS CAMINOS

Este pájaro siempre solitario te lo encontrabas antaño cuando ibas por los caminos de herraduras o rodaderas  zascandileando en busca del trigo que las carretas dejaban caer de la carga de cereales que llevaban cuando se barcinaba los  pegujales de espiga m(trigo o cebada), también picoteaba en los cagajones de las bestias caminantes o boñigas del ganado vacuno uncido o en piaras, buscando los granos cereales del pienso no digeridos.
Son preciosos y originales; Un pico largo para hurgar en la tierra y boñiga y cagajones, coqueto moño de plumas largas y plumaje  de bello color veteado veteado ne negro.
Fiel acompañante de las personas camineras.
Ya no se ven, que yo sepa.  

domingo, 30 de abril de 2017

ESTAMPA CARTAMEÑA DE ANTAÑO

En otra entrega se darán agunos nombres

viernes, 28 de abril de 2017

TESTIMONIO HISTÓRICO

Aportación rimada de puño y letra de José María Pemán al homenaje nacional que los poetas e intelectuales de toda España rindieron a José González Marín en el Teaatro Español de Madrid en junio de 1.935 con la asistencia del Presidente de la II República, Sr. Casares Quiroga.

jueves, 27 de abril de 2017

APASIONADO Y HUMILDE CANTO A MI PUEBLO ANTE LA VIRGEN EN LA IGLESIA PARROQUIAL



CÁRTAMA es de la Bética

a la vez que ibero y púnica,

y romana y agarena;

el Guadalhorce la cruza

y su Ermita la corona

que es el joyero  coqueto

de su famosa Patrona

 de Los Remedios  advocada.

Fue cuna de ilustres varones

que prez y virtudes  le dieron.

¡Oh Cártama, Cártama, Cártama


de mi corazón dueña y señora…!

ALJIBE MORO ENTERRADO CAMINO ERMITA

Subiendo a la ermita a la izquierda del penúltimo canapé, existe enterrado este aljibe agareno  con dos entradas de agua marcadas por las flechas. Cuando se descubrió se sacaron muchos vestigios históricos que nadie sabe el camino que tomaron y, después se volvió a enterrar en vez de ponerlo en valor como un atractivo histórico de nuestro pueblo, a pesas de que está ubicado en un escenario natural sin igual. Una muestra más de las pocas luces que han alumbrado el caletre de nuestros políticos de la indemocracia que nos venden como auténtica. Ni uno ha pasado de ser, tal diría el perote, "una mielda como el sombrero un picaor". Sí, soy una persona educada, pero he perdido la "educassión" políticamente correcta.
Y se cargaron la emblemática ermita de Casapalma cargada de historia y Almotaje de no menos interés cultural-histórico, y las ferias, y no hay aparcamientos y, sobran embustes. ¡Que placer haber perdido la "educassión" políticamente correcta de los borregos!.  ¡¡¡A la "mielda"!!!.He dicho.